Nuestra Historia

Una Mansión Colonial restaurada y transformada en un lujoso Boutique Hotel, para satisfacer a los viajeros más exigentes.  Mansión Alcázar está localizada en el corazón del centro histórico de la ciudad de Cuenca, Ecuador. Esta ciudad fue declarada por la UNESCO, Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1999, como resultado de los esfuerzos de la comunidad por rescatar la esplendida belleza de tiempos pasados.

La casa perteneció a Enrique Cordero, hijo del honorable Ex-Presidente Sr. Luis Cordero. Fue conocida como “La Casa Cordero” hasta 1999, cuando se convirtió en Boutique Hotel Mansión Alcázar.

La decoración interior evoca el estilo de principios de siglo, con una cuidadosa selección de exquisitos muebles y objetos de arte que embellecieron en otra época los salones más lujosos, en una de las ciudades más bonitas de Ecuador.

Deléitense con LE BAR & CASA ALONSO, donde podrá disfrutar la mejor comida gourmet de la ciudad y recrearse con la maravillosa vista de nuestro jardín interior.

Disfrute de una prolija selección de masajes y tratamientos de piel para su bienestar en nuestro exclusivo SPA.